Crème Brûlée de Calabaza Con Galleta Oreo y Helado de Dulce de Leche

En Esta Temporada No Dejes de Probar…

Llega octubre y por alguna razón comienza en nosotros la necesidad de probar platillos con calabaza, el marketing se enfoca en dirigir nuestro consumo hacia la protagonista de la noche de brujas y antes de pedir nuestro acostumbrado “almond milk capuccino” el barista nos pregunta ¿Desea probar el especial de Pumpking Spice?

 

Como en modo automático y con genuina emoción nos damos cuenta que Octubre ha llegado y con él todas sus festividades, respondemos de manera afirmativa, y hasta un selfie le sacamos a nuestro café mañanero para dejarles saber a todos nuestros cyber amigos que amamos el otoño (aunque vivamos en un clima tropical los 12 meses del año).

 

A estas alturas no vamos a resistirnos, tenemos que aprovechar estos dos meses que nos quedan (hasta el día de acción de gracias) para dejarnos llevar por las festividades y sucumbir ante sus encantos gastronómicos.

 

La primera receta que les comparto, inspirada en esta temporada a base de auyama (zapallo, calabaza), tiene un significado muy especial para mi, ya que es un regalo que el Chef Andres Madrigal (@andresmadrigal), merecedor de dos estrellas Michelin, creó en homenaje a mis hijas Olivia y Chloé como regalo de bienvenida, ¿se imaginan que gran honor? Pues la dicha es para todos porque esta delicia hoy forma parte de nuestro #RecetarioPeaceAndVogue (con su previa autorización obviamente).

Así que buen provecho y a disfrutar!

 

Crème Brûlée de Calabaza con Galleta Oreo y Helado de Dulce de Leche.

Helado de dulce de leche casero.

 

600g de dulce de leche

50cl de leche

30cl de nata liquida

4 yemas de huevo

2 vainas de vainilla desgranadas

 

Hervir la leche, la nata y la vainilla durante 5 minutos. Mientras montar las yemas en un cuenco de acero con el azúcar hasta que doblen su volumen. Verter la infusión de leche en las yemas y seguir batiendo. Llevar todo el conjunto al fuego y hacer una crema inglesa. Añadir el dulce de leche y una vez conseguida la consistencia, colar todo y dejar enfriar y reposar 12 horas. Pasar a la sorbetera y guardar el helado en un recipiente con tapa a -12°C

 

100g de galleta Oreo molida sin crema

500 de zapallo limpio sin corteza ni semillas

220g de mantequilla sin sal

350g de queso crema a temperatura ambiente

160g de azúcar morena

100g de azúcar blanca

3 huevos grandes

1 yema de huevo

2 vainas de vainilla desgranadas

7g de canela molida

2g de nuez moscada molida

2g de jengibre molido

400g de helado de dulce de leche

50g de azúcar glace

 

Rehogar el zapallo con la mantequilla a fuego suave, sin que tome color, hasta que este muy blando el zapallo, pero no derretido. Pasarlo a la turmix, incorporar el azúcar de caña y el normal, la vainilla y especias y triturar hasta dejarlo con textura de crema. Añadir el queso y los huevos uno por uno; la yema al final. Colar todo y pasarlo a una fuente de horno. Poner ésta al baño María y hornear durante 40/45 minutos a 180°C. Deje enfriar unas 2 horas fuera del baño María, sin tapar. Pasar la mezcla al baso de la turmix y triturar hasta conseguir la consistencia de una Crème brûlée. Repartir la crema en los recipientes, dejar enfriar en la nevera media hora. Espolvorear la mitad con galleta Oreo y la otra mitad con azúcar glace si se desea. Terminar con una quenelle de helado de dulce de leche entre la galleta y el azúcar glace.

 

“Dedicado a Olivia y Chloe:  las hijas mellizas de mis Grandes Amigos Jessica y Fede.”

 

 

 

Comments (3)

Leave a Reply to Jessica Barboza Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Close

Jessica Barboza

Peace & Vogue



Currency


Do NOT follow this link or you will be banned from the site!